dissabte, 26 de març de 2011

¿Alguna vez os habéis sentido tan felices: tan, tan felices que ya no vale la pena vivir más?

- Por qué te quiero en 65 palabras. Te quiero porque creo que entiendes como soy. Te quiero porque a ti te puedo contar lo que a nadie le puedo contar. Porque puedo sentir que mi vida a tu lado cobrara sentido y dejará de ser vacía. Te quiero porque me preguntaste cuántos años tenía cuando murió mi padre, y eso nadie me lo había preguntado jamás. Te quiero tanto que me gustaría…
-¿Qué te gustaría?
- Se me agotaron las palabras. Supongo que 65 son pocas, ¿no?
- Si, son pocas.

tu vida en 65'    .

dijous, 24 de març de 2011

¿No te pasa que a veces idealizas a cosas y personas que no has visto ni conoces? Pues a mi sí. Me gusta pensar que una llave es algo que abre puertas, y un candado algo que las cierra. Me gusta cerrar los ojos y pensar que no me siento vacío, que tengo gente conmigo (aunque todos vayamos a lo nuestro).
Joder, al cerrar los ojos me imagino tantas cosas que acabo por sonreír sin motivo alguno: me gusta sentirme más vivo que muerto, y que ya no me importa si a los demás les da por intentar ahogarme con sus problemas (ya ni hablo de los míos. He decidido que hasta que no tenga “problemas” ni gente que no este dispuesta a prejuzgar y a dejarme acabar las frases alrededor, no lo voy a hacer). Que me siento feliz y no sé porqué, si me ha ido últimamente todo bastante mal, estoy lejos de alguien a quien quiero mucho (casi tanto como la trucha al trucho), y que veo y siento que podría haber echo mucho más con mi vida estos días.

 - Supongo que es el tiempo, que el sol me hace estar alegre y que no me gusta enfadarme con la gente (si es tonta, o más bien, si a mi me parece que lo son y no pegan conmigo paso de estar todo el día enfadado). Supongo también que es porqué todo el mundo hace que sienta que mis problemas no valen nada y supongo que creo que no tengo problemas de los que preocuparme. Supongo que también que estoy pensando en lo feliz que voy a ser el sábado y en como se me escapan sonrisas todo el día. Supongo que estoy haciendo demasiadas suposiciones, y supongo también que según quien lea esto se va a cabrear y va a decidir alejarse más porqué “nadie puede llegar a entenderla”. (Pero es su vida, y puede si quiere, ser tan negativa como quiera; mas no me jodas el día, y para de hacerme sentir estúpido, y para también de ahogarme con todos tus problemas tan “raros” que tenemos todos (pa'que lo sepas), y que además te quiero a pesar de todo).

Hijos de... (y no de puta), que desbancan a futuras promesas.

Siempre hablan de los mismos, de los que viven en sus grandes casas en Los Ángeles. También sobre todos los que gracias a su dinero, (y a la capacidad que este proporciona al conocimiento) estudian con sus maletines de cuero y sus portátiles en Harvard, Cambridge o cualquier semejante. Ellos son realmente el futuro del mundo, los que según las estadísticas llegaran a presidentes y serán multimillonarios viviendo felices en sus mansiones blancas de ventanas azules. Y en esto que en una de esas fiestas, uno quiere probar aquello de lo que todos hablan. Acaba siendo un adicto más, y poco a poco deja de ser el chico será convirtiéndose en el niño de papa que nunca supo lo que quiso.
¿Lo mejor? Que aún se siguen muriendo de hambre posibles Einstens que darían la vida por salir de ese infierno y tener un poco de educación.

dilluns, 21 de març de 2011

He estado intentando acabar con algo, y ese algo va a acabar conmigo (más inútil que el sol intentando vencer los días de lluvia).

Soy un tipo estúpido. Si, me quejo hasta por problemas que ni me van ni me vienen; y a nadie le gusta eso (ni que lo hagas por ellos). Creo que no es una mera cuestión de que sean unos desagradecidos, es de valentía. Nadie quiere marrones ni broncas por cosas que si te callas lo evitas, así que aquí me tenéis huyendo, sin poder abrir la boca pero sin parar de gritar todo lo que me da, a mi, que está mal. Hoy me he llevado una santa bronca por pedir material para hacer un proyecto en visual, y lo peor es que todo se ha acabado con un: “Curi deixa-ho, a ningú li importa i ens posaràs a tots en un merder”, cosa que provoca en mi un frenético ataque de romperlo todo e irme. En fin, que esto solo son pensamientos estúpidos de un niñato de quinze años que como está en la adolescencia no sabe lo que dice pero tiene que quejarse por todo (y así es como todo el mundo se dedica a desmontar mis argumentos).

diumenge, 20 de març de 2011

¿No estás harto de canciones que hablan de finales, de mal estar y de desesperación? Yo sí, y quiero algo que hable de comienzos, de días alegres, de cuando todo es tan perfecto que no quieres que pasé nunca el tiempo.

Veo olas que chocan contra la arena, insaciables por escaparse de si mismas. De gente caminando despacito por las calles disfrutando de un solecito bueno, sin nubes y sin mucho viento. Noto días de verano cerca, oigo gritos de felicidad y de esperanza. Ni miedos, ni lágrimas, ni rencores, ni odio. Nada. Risas, aplausos, felicidad, sonrisas, bailes, movimientos de caderas, música, proyectos, soluciones, fotografías, aprobados, viajes, amigos, amores, luces, agua, comida, melodías, poemas, libros, teatro, cine, radio, gafas de sol, carteles, labios, brazos, abrazos, besitos, bocados, pasteles, velas. Todo.
Como los perros que necesitan mear en las farolas, yo necesito el verte.

divendres, 18 de març de 2011

Supongo que nadie puede vivir eternamente encerrado en una casa, oyendo gritos desde el fondo de su habitación mientras en su lado de la ventana no para de llover.

¿No estás harto de canciones que hablan de finales, de mal estar y de desesperación? Yo sí, y quiero algo que hable de comienzos, de días alegres, de cuando todo es tan perfecto que no quieres que pasé nunca el tiempo. Sí, quiero de esas que dicen: Ey tu, ven aquí que te daré más besos que huesos, que Johny la gente está perfectamente, que a ella ya no le gusta la gasolina ni tus abusos. Si, son mis ilusiones de un mundo menos amargo y de contenidos felices. Películas dónde puedan ganar los malos por ser malos y los buenos por ser buenos. Juegos sin muertos, ni disparos, ni sangre. Que el sexo no este mal visto y matar si. Que con quince años no seas menos que alguien con dieciséis. 

Por cierto, puedo no escribir los versos más tristes está noche, porqué no tengo motivos para hacerlo. No puedo quejarme de que estoy puteado, al menos aquí no llegan terremotos, ni tsunamis, ni nos están matando a todos a bombas sin ton ni son. Hay problemas, y como en todas partes; pero no hace falta exagerar. Creo que tendría que estar más preocupado porqué al mundo solo le importa algo cuando pasa una catástrofe a que quizás repita curso por no saber hacer mates.

dimecres, 16 de març de 2011

Yo jamás he visto el final del mundo detrás tuyo, lo veía teniéndote delante, y ahora sin ti me siento jodidamente aliviado. Libre.


¿Sabes esa sensación de querer romperlo todo y estar atado en la cama sin moverte? Pues eso soy. A marzo, dos y poco de la mañana sin poder decir nada.
Tú, que vas tan de víctima, de no poder controlar tus impulsos. Cada día me estoy auto-convenciendo más de que tienes más miedo a la soledad, que a perderme por el hecho de ser yo. Quizás detrás de mi no hay nada, y quizás detrás de ti para mi tampoco, pero si tengo que estar así: yo no voy a continuar. Llámame capullo, deberás hazlo, pero deja ya de hacerme sentir culpable por todo. Yo jamás he visto el final del mundo detrás tuyo, lo veía teniéndote delante, y ahora me siento jodidamente aliviado. Libre. Feliz (aunque me sienta como un capullo y no pueda dormir por las noches).
Quisiste cogerme, estrujarme y no dejarme escapar. Y por esa razón hoy me estoy largando. Me voy, y esta vez me da igual si te vienes, si te quedas o si tengo que avisarte cuando llegue o regrese. Me da igual hasta el hecho de que esto te pueda sentar mal, te responsabilizo por decir que no te importo, que no siento nada, que soy cruel y que soy malo.

Entonces aparece alguien que te cambia todas tus jodidas espectativas y te hace sonreír por las mañanas.

Historia de gente que sueña con escapar.

¿como hablar y estar ausente? (respira)#
And after all, you're my wonderwall#

dimarts, 8 de març de 2011

por guardar los días más gratos, y olvidar los demás.

Tengo todas las luces apagadas, y si, lo confieso, he vuelto a la puta música deprimente. No me pidas nada, ni que te sintonice los canales de la tele, ya no volveré. Tengo la voz trancada por no poder gritarle a nadie lo que pienso, a nadie. De estar rodeado de incomprendidos que tampoco quieren ser comprendidos y que al pedir un poco de compasión: me saltan al cuello con sus problemas (mucho más “más” que los míos). Quiero tener derecho a estar enfadado, a poder acabar mis frases cuando me quejo, a poder restregar algo a alguien. Hola, me llamo por mi nombre irrelevante, soy una persona irrelevante y me siento completamente alejado de todos mis amigos que tanto quieren estar solos. Hola, también puedes venir cuando te baje el santo al cielo a cantarme las cuarenta y decírmelo todo a mi. Tienes derecho también, ya puestos, a decirme que mis problemas-frases-sonrisas no le importan a nadie, que soy un ser, un despreciable capullo, un jodido cabrón, un mal estar constante, un simple gilipollas que no merece ni las gracias. Si, puedes hacerlo. Tampoco no vendrá nadie a decirme que tal estoy, si quiero hablar de mi vida, si tengo problemas, y si alguien lee esto se va a pensar que intento dar pena, cuando tan solo es un paréntesis de socorro. No puedo más.
Siento como mi vida se cae, se rompe, se deshace en las manos. Me siento como la cagada de un pájaro echada a metros de altura a punto de morir aplastada. Lo siento, pero yo antes no era así. Y esta vez no tengo yo la culpa, no del todo. O sí, yo que sé.

divendres, 4 de març de 2011

here we go again!

Subidas, bajadas. Sentarse, estar rodeado y correr. Correr muy lejos. Pararse, cadenas, pájaros, aviones. Ver salir el sol, que la luna te vea despierto. Contar ovejas, correr detrás de ellas. Echar a volar, caerse. Reírse de uno mismo, de todos. Que te peguen por hacerlo, sentirte liberado. Explotar, exhalar, aspirar, respirar. Morir en el intento. Seguir siendo un capullo, y seguir siendo un ser extraordinario. Escribir, borrar. Quemar-lo todo. No parar de decir estupideces. No poder respirar, coger demasiado aire. Robar algo sin valor, robarle el corazón a alguien. Que te lo roben. Hacer callar a todo el mundo, estar callado. Estar desquiciado y desquiciar a alguien. Sentirse vivo. Estar eufórico, exhausto, feliz. Estar completamente perdido. Que te encuentren. Esconder-se. Vivir como uno bohemio. Jugárselo todo. No poner nada en juego. Nunca perder. Nunca ganar. Encender y apagar las luces continuamente. Insultar a alguien. Ser insultado. Que te tiren un piropo. Decirle a toda la gente que es preciosa. Revolucionarse. Redimirse. Hablar de algo que no tienes ni la más menor idea. Dialogar con un gato y que te entienda. Que tu loro no hable. Ver amaneceres y atardeceres. Enamorarse. Desenamorarse. Que no te quieran. Ser querido. Querer mucho. Abrazar. Dar besos. Que te regalen cosas feas. No necesitar nada. Necesitarlo todo. Ser materialista y egoísta. Ser solidario y no tener nada. Estar a favor de todo. Ir a contracorriente. Subirse a un barco sin saber donde va. Planificar toda tu vida en diez minutos. Equivocarse. Acertar.



























Roses, 3 de març del 2011