dijous, 10 de febrer de 2011

you're beautiful, y yo un jodido cabrón.

Me gustan las canciones deprimentes que te hacen sentir que esto tan solo es el inicio de algo (algo no muy grande, que mi vida siempre ha sido eso: un segundo plano de alguien que no soy yo). Esas que te hacen sentir por unos minutos no tan capullo y te hacen sacar suficiente mierda como para morir por estar vacío por dentro. Tengo un malestar constante, por mi puta culpa y por intentar creer que me merezco algo mejor que encuentros furtivos de noche, a escondidas, con “te quieros” en mensajitos y muriendo de asco al ver que no estas. Me doy pena, mucha pena. Si, por estar riéndome antes y por ahora no poder ni aguantarme por estar triste. Me doy pena porque además no estoy triste, o quizás no del todo. Quizás estoy pensando en que va a suponer volver a estar solo, que como tú no hay más. Que bueno, que soy un niño tonto enamorado que no puede seguir con algo que en realidad es un poco inexistente. Mi vida, es un cúmulo de cosas que se van terminando, y tengo muchísimo miedo de que se acaben todas, que ese cúmulo pase a ser un espacio para llenar. Demasiadas ilusiones, demasiados pensamientos, demasiadas ganas de acabar con esto y que esto no termine nunca. Demasiados demasiados.
¿Quieres oír algo bonito? Pues no me busques, mi voz es irritante, pesada, sulfura y si yo no fuera yo ya me hubiera pegado una paliza.
¿Te acuerdas que siempre te decía que quería que me odiases? Pues es porque quería que tu me dijeras: “Eh enano, que no te aguanto, que me voy. Que ahí te quedas”. Y así yo me sentiría menos capullo de lo que me estoy sintiendo ahora, y tu pensando que ahora estas haciendo bien las cosas.
Aún te quiero, pero no puedo seguir con esto. Lo siento.
Te quería decir que le quites todo lo que va a partir del decir a esta frase.
Y tranquilo que nadie se ha muerto por amor, es más: me han dicho que se respira mejor.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada