dimarts, 1 de juliol de 2014

¿Quién te ha robado la primavera?

  A veces es mejor poder estar tranquilo que cualquier otra cosa, poder decir que estás bien contigo mismo, con quien eres y sobretodo poder decir que lo puedes ser. A veces valen más cien silencios que cuatro gritos mal dichos, de mierda. Volver a este lugar es aumentar mi odio, es recordar porqué me fui, es saber que no debería estar aquí. Es aguantar un malestar constante y una tensión que siempre está a punto de estallar, es no saber en que momento me puedo romper o alguien puede hacerlo contra mi. Es estar pendiente de todo menos de mi. Es la sensación de no poder respirar y notar como me ahogo.

Los quizás, otra vez, vuelven a mi (y no puedo soportarlos más). Mi paz, mi mundo y todo mi ser ya no pertenece a este lugar (no pertenece a ningún lugar), pero noto que hay sitios donde poder estar, respirar y notar que todo va bien. ¿Dónde estás Madrid que ya te echo de menos?, que en mi cabeza se cruzan tus calles y sus personas. ¿Dónde está tu bullicio incansable, tus gentes y tu manera de dejar vivir? ¿Dónde quedan esos recovecos escondidos donde perderse? ¿Dónde estoy yo, aquí, sin estar allí?

2 comentaris:

  1. "Volver a este lugar es aumentar mi odio, es recordar porqué me fui, es saber que no debería estar aquí. Es aguantar un malestar constante y una tensión que siempre está a punto de estallar, es no saber en que momento me puedo romper o alguien puede hacerlo contra mi. Es estar pendiente de todo menos de mi. Es la sensación de no poder respirar y notar como me ahogo."

    Joder, avui he escrit coses molt semblants (massa) a això.
    (Hay que crear una bomba que mate solo gilipollas.)

    ResponElimina
  2. Vuelve pronto para visitar esos lugares con una tarrina del chino del plaza españa y unas yonkilatas. <3

    ResponElimina