dilluns, 1 d’octubre de 2012

quiero recordar mi vida en fotos polaroid

El hecho de quedarme estático puedo conmigo, no soy capaz de imaginar una vida como la de ahora para siempre, y no porqué no me guste  si no porqué me siento encerrado en este lugar eternamente. Dicen que huir es de cobardes, pero no es una huida, es mi necesidad de renacer yo mismo otra vez, de poder ser yo puramente, de volver a ser mi esencia (si es que queda algo de ella). Siento que no puedo sentir que vivo en el mismo lugar donde he vivido algunos de los días más tiernos de mi vida con una de las personas que más he querido en mi vida. Siento que si voy a pasar cuatro años a su lado pero a años luz de sus caricias será imposible vivir, seríamos como los puentes que cruzan  la ciudad donde tú y yo solíamos gritar, donde nos solíamos escapar para encontrarnos . Y a la vez me asusta la gran ciudad la que nunca duerme donde, por muy poco probable que sea, me pueda encontrar de nuevo a ese motivo para dejarlo todo y dejar de ser yo mismo, de volver a romperme al pensar que somos dos desconocidos que no sabemos ni que decirnos y más cuando creo pensar que tu motivo de estar donde estas es por una causa más intensa y profunda que la ciudad de tus sueños. Aunque esto solo sea el motivo más básico de todos los demás que golpean mi cabeza.
Necesito irme, fugarme. Necesito dejar de tener un colapso mental que me tiene bloqueado y atrapado eternamente, un bloqueo que hace que nada me corrompa, que nada me provoque sentimiento ni reacción alguna. Y tal vez Madrid sea la respuesta a todo esto, un tal vez que se reduce a nada cada vez que pienso en el puto dinero que eso supone.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada