divendres, 18 de maig de 2012

Toda la basura del mundo se concentra en todas partes.

Lo importante es que puedas seguir siendo tu mismo. Que después de todo pertenecemos a la especie del odio, de la destrucción. Que ser uno mismo dejo de tener valor cuando cambiamos el respeto por dinero y compramos hipocresía. Nos han enseñado a vivir a base de la destrucción entre nosotros mismos, y a acelerar el proceso para conseguir más dinero y poder comprar más hipocresía. Y no, nadie puede vivir sin dinero. Y no, nadie va a querer vivir sin él. Estamos demasiado habituados a tenerlo todo por capricho, por celos y por orgullo y no por necesidad. Somos seres tan despreciables que ahogamos todas nuestras penas en un intento desesperado de salir de esta mierda de vida que nos ha tocado vivir, con dinero y con música. Música que te rodea hasta el punto que crees que una nota más va a hacer explotar tu cerebro. Y no, no sabemos vivir sin música, sin la musicalidad de cada palabra, de cada movimiento, de cada estupidez. Sin la musicalidad del mar, ni de los coches. Tenemos tanta necesidad de todo, que con nada no sabríamos vivir. Hay que cambiar los principios, hay que cambiar el dinero por comida, y la comida repartirla bien. Hay cambiar el dinero por amor, y saber cómo no morir por un exceso de cariño. Hay que dejar de conseguir dinero para comprar hipocresía, y dejar que la hipocresía sea solo aire.

 










1 comentari:

  1. "Hay que dejar de conseguir dinero para comprar hipocresía, y dejar que la hipocresía sea solo aire."
    No ho podies rematar millor...
    (T'idolatro tant que podria arribar a ser una obsessió... xd)

    Per cert: torna a flickr. Són boníssimes les teves fotos i aquestes encara més. Les millors (per a mi): 3, 5 i 7 (:

    ResponElimina